Saltar al contenido.

La vergüenza del 0.25 para las pensiones…

1 marzo, 2018

Estoy, como todos, muy harta. Cansada de engaños, interpretaciones y retorcimientos varios en las palabras que recibimos de nuestros políticos. De todos nuestros políticos. Lo he expresado más veces. Me da igual su signo. En cuanto tocan escaño, todos van a luchar por sus intereses, que la mayor parte de las veces no son coincidentes con los nuestros, cuando debería de ser justo al revés… ¿No son nuestros representantes?

 

Están ahí, gracias a nuestros votos. Este hecho, incontestable, es olvidado con la misma celeridad con la que toman posesión del “pupitre”. Que asco y que cansancio…

 

No se vosotros, pero yo no sé qué es lo que tenemos que hacer los ciudadanos. Y no creo que sea tan complicado. Si son nuestros representantes y se les vota en función de sus promesas (electorales, esa es la pega), deberían tener el trabajo hecho sólo con limitarse a cumplirlas…

Bien es cierto que no deberían de prometer en sus programas logros imposibles de alcanzar, pero eso, no les importa. O cosas sobre las que no tendrán competencia si llegan a alcanzar escaño… O cosas manifiestamente ilegales por estar en contra de leyes superiores o incluso de la propia Constitución vigente…

 

Pero basta de palabras. Al lio. De todas las cosas que tenemos pendientes ahora mismo los españoles, una de las que más cabreada me tiene es el tema de las pensiones de los mayores…

 

Os acordáis de la canción de Serrat… pues será por eso; porque “todos llevamos un viejo encima”…

 

No soy, aún, pensionista. Pero si el tiempo no lo remedia (y si lo remedia, peor para mi), lo seré. Y no tardando mucho. Me parece impresentable la subida del 0.25 % de las pensiones. Impresentable no se ajusta al sentimiento que me provoca la cifra:  indignante, vergonzosa, insultante… No hay palabra que englobe la totalidad de la decepción sufrida por todos al conocer el dato.

 

¿Sabéis que es lo que peor llevo?… El que nos tomen por tontos. Yo, con mi candidez habitual, pensaba que una característica unida indefectiblemente al poder, es la responsabilidad en el ejercicio del mismo. Y eso pasa, según mi humilde entender, por el establecimiento de unas prioridades siguiendo el interés de la mayoría de los ciudadanos…

 

Eso vendría a significar el hacerse preguntas en voz alta, que podrían ser respondidas por la mayor parte de los preguntados, sin grandes variaciones en las respuestas de unos, con respecto a las de otros… Y si no me creéis, haced la prueba.

 

Ejemplos de preguntas:

1.-  La Ley de memoria histórica en su aplicación en sus diversas vertientes, ¿Cuánto dinero se está llevando de los Presupuestos Generales del Estado y de los Presupuestos asignados a Comunidades Autónomas y a Ayuntamientos?

2.- La existencia del Senado, ¿Es útil para alguien, con excepción de para sus señorías?

3.- La cesión de competencias a las Autonomías en materias tales como Seguridad, Sanidad, Educación…, aparte de causar agravios comparativos entre los diversos funcionarios que las integran y los ciudadanos que las disfrutan,  y de multiplicar el gasto que esto implica, ¿En que mejora nuestra convivencia global?

4.- El obviar las iniciativas desarrolladas por los ciudadanos para acabar con los abusos salariales de los políticos en ejercicio, y aún más por los que han terminado su mandato pero no han dejado de disfrutar de las prebendas, ¿A quién le deja indiferente?

5.- ¿Satisfaría a los ciudadanos la eliminación desde los Presupuestos Generales del dinero asignado a Partidos Políticos, Sindicatos…etc?

 

Podría seguir, pero no quiero abusar de vuestra paciencia…

 

Sólo acabando con cualquiera de los puntos expresados como ejemplo, iríamos haciendo una hucha con muchos millones de euros anuales, pero muchos…

 

Seamos sensatos y utilicemos el sentido común que se supone que todos traemos “de fábrica” como complemento estándar a nuestra persona. ¿Hay alguien que prefiera encontrar y sepultar dignamente al tatarabuelo o al bisabuelo que murió a manos de unos u otros en la Guerra Civil (que sucedió hace 80 años) o dar de comer y permitir vivir con dignidad al abuelo que está vivo hoy y que tiene necesidades y problemas a solucionar hoy…?

 

Seguramente puedo parecer insensible a algunos, y supongo que mi opinión no es nada correcta políticamente, al citar este ejemplo, pero realmente, me importa un comino. Hasta que no dejemos de gastar nuestras energías y nuestro dinero en vanos brindis al sol, no solucionaremos los problemas que hoy de verdad, nos afectan.

 

Generamos dinero suficiente anualmente con todos los impuestos que se nos aplican para poder dotar a nuestros mayores de unas pensiones dignas, que no les regalamos, porque ellos las han ayudado a construir con su trabajo, mientras estaban en activo. Somos un país tan rico, que nos hemos dejado robar por muchos de nuestros representantes y aún a pesar de eso, aquí estamos… No es de recibo que mientras se siguen dando la gran vida a costa de todos nosotros, nuestros dirigentes nos digan que para los mayores solo hay un miserable 0.25%

 

Hay más de diez millones de mayores… Yo creo que son una mayoría suficiente como para prestarles atención… Señorías, si no lo creen de justicia, o no están convencidos de que tengan razón,  recuerden que en nuestra democracia las elecciones se suceden cada cuatro años…

 

 

  • La  primera foto pertenece a El Periódico y la segunda a ABC

 

 

Anuncios

From → Sociedad

2 comentarios
  1. Queda muy claro, lo que casi todos pensamos sobre este tema, así como algunas de las soluciones que apuntas.
    Que se piensen muy bien estos políticos, que tan mal nos representan, que la elecciones ocurren cada cuatro años y que constituimos una masa social de alrededor de diez millones, capaces de inclinar la balanza hacia donde queramos.
    Por fin estamos unidos casi todos, para hacer oír nuestras voces.
    Si no hubiera sido por los abuelos, cuantas familias no hubieran podido resistir la crisis económica, los recortes y el paro ?
    Que se lo piensen muy bien, tanto los que ahora gobiernan, como los futuros gobernantes.

  2. Muy bueno. Me ha encantado. Lo has expuesto muy clarito. Que piensen, como muy bien has dejado escrito, que somos una mayoría social de diez millones y las elecciones ocurren cada 4 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: