Skip to content

Injusticia con EL GUARDIÁN INVISIBLE

12 marzo, 2017

Yo tenía un profesor en la facultad que decía que los “salvadores de la patria” no actuaban nunca antes de las doce de la mañana…

Cuando yo estaba estudiando, viví el final de las movidas estudiantiles por el campus con los “grises” repartiendo estopa, “las lecheras de la policía” en hilera delante de la facultad y demás parafernalia propia de la época. Cada dos por tres se organizaban manifestaciones y huelgas, pero especialmente en cuanto que estaba convocado un examen…

También, había con frecuencia desalojos de las aulas por amenazas de bomba y todo esto, es verdad, nunca ocurría a las nueve de la mañana…

Lo relatado, sucedía en el año 1976. Pero ahora las cosas son distintas. O eso nos dicen.

Sin embargo yo encuentro al personal más crispado ahora. Antes, en la época que os describía hace un momento el personal tenía ganas de batalla, pero era una época ilusionante, había muchas cosas que cambiar y desde muy distintas perspectivas, el objetivo común era avanzar…

Ahora no. La gente está muy enfadada y sobre todo tiene muy presente que el objetivo común de nuestra clase política es medrar…

En el fondo estamos muy cabreados con los políticos porque somos muy conscientes, nos lo demuestran todos y cada uno de ellos con sus actos cada día, de que lo que buscan son prebendas para sí mismos y sus amigos y familiares…

Nos da igual el signo político que enarbolen. Todos lo hacen. Los que estaban o han estado de forma alterna en el mando lo han hecho y lo hacen y los que aspiran lo están haciendo ya y eso que su situación comparada es precaria: sólo tienen algunos ayuntamientos y muchas veces en coalición, pero ya, apuntan maneras y manejan “el dedo” con maestría…

Todo lo expuesto no es sino el marco que describe el enfado genuino del que todos participamos,  en mayor o menor medida, en la actualidad.

En ese caldo de cultivo no es raro que prendan campañas incendiarias día sí y día también contra los más diversos objetivos…

Quiero hacer hincapié en una actual que a mí, me parece especialmente injusta y que tiene detrás a nuestra clase política, una vez más…

Hace unos días se estrenó EL GUARDIÁN INVISIBLE, la película basada en el libro de Dolores Redondo, que llevaban meses anunciando.

Fui a verla el mismo día del estreno.  No he leído la novela, por ello, mi juicio parte de lo que me mostraron en pantalla. Es una película policiaca que me mantuvo entretenida durante su metraje y en la que eche en falta algunas explicaciones, no sobre la historia que cuentan como trama principal, sino sobre alguno de los personajes que la integran…

Hasta ahí, todo normal. Todos los actores estaban bien en sus papeles y sin ser un peliculón, cumplió su cometido de hacer pasar un rato entretenido…

Mi sorpresa se inició unos días después. Recibí por wasap una invitación de una amiga a no ver la película, como respuesta a las declaraciones de una actriz que interviene en la misma en un papel secundario y minúsculo, y en las que insulta y ofende a los españoles (las declaraciones están en un programa de la ETB que en fragmento de diez minutos y al completo se ha difundido con amplitud por las redes sociales).

La individua en cuestión, la que hace las declaraciones, es una actriz completamente desconocida de cara y de nombre a nivel nacional.

Pues bien, lo que están gestionando desde todas partes es boicotear la película y se reciben por diferentes vías, facebook, whatsapp, twitter y demás, no sólo él no acudir a las salas que la exhiban sino que para hacer más fuerza, se atreven a adelantar quien es el asesino, lo que en una película de intriga es una “putada” aún mayor…

Comparan el fenómeno con el vivido por Trueba ante la entrevista que le hicieron en tv y que también las redes sociales se ocuparon de amplificar y que le supuso, por bocazas, un fracaso estrepitoso de su película LA REINA DE ESPAÑA en las taquillas…

Nada que ver una cosa con la otra.

Trueba soltó un montón de idioteces por su boca, por las que luego se disculpó, y a pesar de lo cual nadie le creyó (le faltaba convicción y el razonamiento ofrecido para su descarga era un insulto a la inteligencia de sus oyentes). Me recordó a la disculpa del rey emérito ante el descubrimiento por parte de la plebe de su cacería en Botswana…

Trueba era productor de la película y por tanto, el vacío del público le reportaba perjuicio económico ante su falta de sensatez. Este sistema resulta infalible para que los humanos aprendamos respeto y educación. No hay nada como tocarle el bolsillo al personal, para que recuerde las lecciones de urbanidad aprendidas en la infancia…

Pero el caso de la actriz secundaria y desconocida que hace de madre de la protagonista de la película (cuando ésta es una niña -ojo, que cuando es adulta, la actriz que hace de madre es otra persona-) no tiene nada que ver con Trueba.

A esta señora, la conocen en su casa. Ni de cara ni de nombre la conocemos ninguno. Como veréis yo ni siquiera la cito, si quiere hacerse famosa, yo no pienso colaborar con ella…

En la película en la que participa de forma mínima, EL GUARDIÁN INVISIBLE, trabajan más de dos mil personas: iluminadores, eléctricos, atrezzistas, decoradores, peluqueros, actores, maquilladores, sastres, fotógrafos, guionistas, extras, directores de diferentes áreas incluido el de la película, productores, músicos, gruistas… Qué culpa tienen ellos de que esta mujer cuente sus insultantes opiniones, que no tienen por qué compartir, para que a causa de ellas, su trabajo se haga invisible como el título de la película…

Me parece muy injusto, y no es de recibo. Esta actriz ha hecho su trabajo, y seguro que ya ha cobrado por ello. La actitud de no ir a ver la película no la perjudica sólo a ella, sino a todos los citados, y a muchos más, que seguro he olvidado enumerar, y pone en riesgo su trabajo.

Como dirían Los Morancos: “la vida está muy malita”. Me parece muy grave, por mucho que deplore las declaraciones innecesarias y maleducadas de esta mujer, que la gente castigue a un colectivo tan numeroso,  por la falta de cabeza de una sola individua. No es forma de corregirla, a mi entender.

Y por si alguien piensa que no fui a ver la película de Trueba, está equivocado. Lo hice y me pareció muy flojita aunque contenía un reparto “en estado de gracia” con Penélope Cruz al frente, pero eso…, es otra historia.

Anuncios

From → Cine

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: