Skip to content

“Postureo”

30 octubre, 2016

El ser humano, desde que el mundo es mundo, le ha dado mucha importancia al “qué dirán”.

Eso explicaría el auge que en la actualidad ha adquirido el “postureo”.  No es importante lo que se sea o aquello en lo que se crea… Lo que de verdad importa es lo que parezcamos ser, la imagen que demos a los demás, siempre mejorando nuestro ser real…

Si esto sucede en general, no digamos en política… Todos viven de las apariencias.La imagen que quieren que recibamos es la versión mejorada de cada uno de ellos;  el problema es que la competencia entre todos los partidos es tan reñida, se parecen tanto entre ellos (mucho más de lo que estarían dispuestos a reconocer), que su afán por desacreditarse unos a otros hace que, si en algún momento hemos “picado” y nos hemos creído algo, caigamos rápido en la cuenta de las mentiras piadosas o tremendas que unos y  otros, nos estaban intentando “colar”…

Desde que en España se instauró la democracia tras la muerte de Franco, hemos sido testigos de diferentes gobiernos que se han ido alternando en el ejercicio del poder…

En seguida, como en la mayoría de los países demócratas se instalaron dos grandes partidos, y a rebufo de éstos, otras formaciones satélites producto de disidentes de algunos de ellos o agrupaciones compuestas por colectivos interesantes, aunque minoritarios en sus aspiraciones o por ser aquellas sólo una parte de las incluidas en otras formaciones más poderosas…

El paso del tiempo y el interés de unos y otros fue haciendo que muchas de estos pequeños colectivos desaparecieran o fuesen absorbidos por alguno de los grandes ya que los mensajes de todos y cada uno de ellos se fueron pareciendo cada vez más y aquellos que no quisieron integrarse en ninguno de los mayores acabó siendo un mero recuerdo…

Y así fueron pasando los años…

Los políticos, la mayoría de los cuales vieron una salida laboral estupenda en su quehacer cotidiano, se percataron que la mayor parte de los ciudadanos “pasa” bastante de la política, que no quiere problemas sino soluciones,  y eso se fue traduciendo en el transcurso de los años en que  se convencieran en que lo que tenían que hacer era afinar su discurso llenándolo de aquello que queríamos oír, porque, si lo hacían bien (bien el discurso, ni tan siquiera la plasmación en la realidad de las promesas que contuviera ), eso se traduciría  en tener  en la práctica carta blanca para ejercer el poder legislando para el interés común, supuestamente, porque en la realidad lo que de verdad han recogido en leyes de forma estupenda son sus prebendas, salarios, pensiones, fiscalidad y excepciones de ley de las que se benefician sin compartirlas con el común de los ciudadanos que paradójicamente son quienes con sus votos les pagan y mantienen en el olimpo de los privilegiados…

Y eso, sin siquiera hacer en muchos casos, bien su trabajo.

En este país la mayoría de los votantes aspira a la moderación, y eso se traducía en presentar partidos de centro.

Así es que todos fueron afinando su discurso y renunciando a todo aquello que les pudiera restar partidarios…

La derecha se convirtió en centro derecha y la izquierda en centro izquierda.

Los extremos se fueron quedando sin número suficiente de adeptos como para mantenerse con poder representativo en el espectro.

Eso fue el origen del bipartidismo y su resultado en la realidad fue la alternancia en el poder.

Como es más fácil ser oposición que gobierno (es más fácil buscar los errores de quien dirige que dirigir) era lógico que los dos partidos mayoritarios se fueran turnando, pero eso no les eximía a ambos de cometer errores en el ejercicio del poder que le eran afeados por el contrario de forma secuencial…

Cuanto más tiempo permanecía un partido en el gobierno, más frecuentes aparecían los errores, en muchos casos producto del desgaste, la comodidad del ejercicio continuado, la soberbia del poder mantenido, o la impunidad que parecía devenir de la posesión del mando…

Y a eso se fueron añadiendo importantes  y constantes fallos humanos el más importante de ellos: la codicia.

No contentos con su situación de privilegio, empezaron a aspirar a más y a más y a más…

Eso unido a la ley de financiación de partidos (una de las que es necesario revisar con urgencia), propiciaron la corrupción en la que ahora vemos enfangada a una parte importante de nuestra clase política…

Y menos medallitas para el PSOE, Izquierda Unida, o los Sindicatos, que en esos también ha pasado de todo… El PP incluye un montón de corruptos, pero no os perdáis de vista a los otros, a esos que se ocupan de afearle, con razón, su comportamiento.

Los únicos a los que no se puede acusar, por ahora, es a los nuevos, porque carecen de pasado en el ejercicio del poder, pero, tened paciencia y darles tiempo…

La nómina de los usuarios de las tarjetas black incluye a todos los colores del espectro político,  aunque en su mayor parte eran PP (que era quien ostentaba el mando), pero, los ERE falsos de Andalucía, están integrados mayoritariamente por el PSOE,  por idéntica razón…

Yo creo que en vez de reprocharse la falta de ética y la corrupción de unos a los otros, más les valía vigilarse y ejercer un control activo que impidiera esos desmanes que a la postre pagamos todos porque, a estas alturas, cada vez que les llevan a juicio no tengo noticias de que ninguno de éstos devuelva lo que han ido llevándose a lo largo del tiempo…

Y encima de aguantar la superioridad moral del PSOE que tiene tanto por lo que callar como los otros hay que escuchar a Susana Díaz, después de conocer la condena de Chaves y de Griñán que sigue creyendo firmemente en su honestidad  (¿?)…

Pero vamos a ver, si les condenan se habrá demostrado su culpabilidad, ¿no os parece?

No me importa que físicamente con sus manitas no hayan cogido un euro, han permitido que lo cogieran sus ad-lateres, mirando para otro lado, y les ha venido muy bien su “mirada distraída” para reforzar la red clientelar tejida en Andalucía que lleva permitiendo al PSOE una cantera de votos  cautivos desde hace años…

Eso de dame pan y llámame lo que quieras, les viene funcionando de lujo… Así es que menos superioridad moral, que ya nos conocemos todos.

El PP está lleno de corruptos, pero el PSOE no le va a la zaga y no dejéis de mirar a otros lados, veamos los Pujol y el partido que los alojaba y así podemos seguir, incluso saltando fronteras y cambiando de países…

La corrupción no tiene bandera política es fruto de la avaricia y de la mala educación de los hombres en general…

Por eso no importa tanto quien gobierne, en realidad hoy en día todos gobiernan más bien poco, es Europa quien dicta las normas, no nos engañemos; lo que importa es que haya sistemas de control que impidan estos desmanes y que a la vez recuperen lo esquilmado y sean ejemplares con los esquilmadores.

 

Anuncios

From → Sociedad

2 comentarios
  1. Pepe permalink

    Como de costumbre tus comentarios son para enmarcar. Y no solo por lo que dices, sino por como lo dices. Eso sí, te pasas de “fina” ya que al hablar de los ¿nuevos?, que no han tenido aún entrada, para poder tener una base en la que apoyar la crítica, no debes incluir a los chicos del impresentable “coleta” y al mismísimo personaje,que ya tiene una demostrable trayectoria que si sigue así puede convertir en santos hasta a los malos de la actualidad. Por el bien de TODOS, ojalá que nunca pase de lo que es y que en ese puesto puede ser útil: un “tocapelotas” que vigile a los colegas del resto de partidos pero nada más… que incordie, pero nada más… que amenace, pero nada más… y bla, bla, bla… pero nada más. Es decir, de gobernar y de decidir… ni soñarlo, ni dejarle: Que tomen buena nota su inmensa mayoría de seguidores y votantes, que parece mentira que gente joven y culta, como me consta que son muchos de ellos, hayan podido caer en sus redes, sin razones reales de peso.
    Por último, yo estoy convencido de que la situación actual, con un poco de buena voluntad, que es lo que puede faltar, puede ser perfecta para el futuro ya que todas las decisiones, reformas y retoques, en caso necesario, deben ser consensuadas por todos para el bien de la ciudadanía y si así se hace NO hay apenas, riesgo de errores y si los hay no habrá reproches y siempre se podrán corregir ¿O no es así?
    Hace muy pocos días oí un comentario en televisión de un futuro opositor que anunciaba la postura de su partido, adelantando que el mismo iba a ejercer así, sin aprobar de entrada,los presupuestos que presentara el Partido del Gobierno. Uno de los tertulianos, creo recordar, le quiso corregir, acertadamente, afirmando que para no aprobar algo lo primero que había que hacer es… saber cual era la propuesta ya que el NO por delante es poco o nada constructivo y así sí que no iríamos a ninguna parte. Esperemos de nuestros queridos políticos que, en el futuro caminen de una forma inteligente, por el bien de los ciudadanos que se molestan en votarles, y en su propio beneficio que, hasta el momento, y en general han disfrutado… sin merecerlo.

  2. Encarna Montero permalink

    Más razón que un santo!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: