Skip to content

Amo a Clint… (El Francotirador)

26 febrero, 2015

Estoy firmemente convencida de que, si en este país,  en mis tiempos de estudiante, o sea, antes de ayer, hubieran existido las clases de debate, yo habría sido integrante de un equipo prácticamente imbatible…

Siempre me ha gustado la esgrima verbal y he de reconocer, estúpidas falsas modestias aparte, que soy buena, muy buena cuando me lanzo a elucubrar.

Este inicio tan rarito viene a cuento de que no sé cómo definir, porque no lo entiendo, a qué viene la polvareda iniciada a raíz del estreno de la última película de mi admirado Clint Eastwood:  El Francotirador.

279029.jpg-r_160_240-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

A mí, la cinta me ha parecido estupenda. De hecho,  creo que no está bien elegido el tráiler de promoción que se está exhibiendo en las distintas salas de cine como reclamo para los espectadores… No le hace justicia. La película es muchísimo mejor y bastante más “redonda” de lo que cabría esperar, visto éste.

¿A cuento de qué, tanta polémica? No comprendo nada. La película nos cuenta la vida de un seal, un militar perteneciente a los cuerpos especiales de operaciones que se convirtió en leyenda, así llegaron a apodarle, dada su pericia como francotirador.

Su trabajo consistía en intentar evitar que en las distintas incursiones de sus compañeros estos cayeran en emboscadas fabricadas por el enemigo.

Como francotirador su misión era asegurar de la mejor manera posible la seguridad de sus compañeros y eso implicaba la toma de decisiones, muchas veces acuciado por la premura de la situación, de capital importancia, en escasos segundos…

De sus aciertos, o errores, dependía en todos los casos, la vida de muchas personas, miembros del operativo del que formaba parte.

Pero la película va más allá. Nos cuenta sus orígenes. Nos muestra su familia. Los principios que su padre le trasmite, la relación con su hermano, como conoce a la que luego será su esposa, quienes entre sus compañeros serán sus amigos, cómo reacciona ante las situaciones a las que la vida le va enfrentando…

A cuento de qué viene ahora que se cree la polémica por la figura de una persona real, porque el protagonista existió en la realidad, por el hecho de que se hizo famoso por ser un francotirador con gran número de blancos abatidos…

Todos nos permitimos opinar con ligereza de la facilidad que tienen los americanos para meterse en todo tipo de conflictos, les incumban o no y en los que en todos los casos van a sacar algo a cambio de su intervención… Pero la película no va de eso. Se limita a contar la vida de un militar que tuvo éxito en su trabajo.  ¿Está feo que su trabajo fuera eliminar amenazas a sus compañeros?

Se perfectamente que al tratarse de un francotirador, lo que eliminaba eran seres humanos. Pero lo que la película cuenta y yo me remito en exclusiva a lo que ésta muestra, es que cada uno de los blancos abatidos eran peligros reales, dispuestos a matar a cada uno de sus compañeros o a él mismo.

Cuando se da un conflicto armado la disyuntiva es que o te adelantas a las intenciones del otro, o el muerto de las noticias serás tú. No salen a jugar. Se trata de hombres armados que van a conquistar posiciones y que para ello van a usar los pertrechos que cargan.

La película no opina sobre la guerra, no condena ni justifica el conflicto armado. Sólo nos muestra la historia de unos hombres, y especialmente de uno en concreto que para nosotros, existe desde que Clint Eastwood rodó la cinta, aunque parece ser que en EE.UU era un personaje conocido.  La vida de ese hombre, el destino de los combatientes en los múltiples conflictos armados existentes en el mundo, su adaptación o no  a la sociedad tras su vuelta a la vida civil. Lo que implica socialmente el haber participado en algo así, es algo que no deja indiferente a  nadie…

He hablado antes de hoy de mi admiración por el director de El Francotirador. Hace películas cada día más estupendas si eso es posible. No importa el género que toque.  Convierte la cámara en algo así como un maestro de ceremonia que presenta el tema, pero que no toma partido… Nos muestra los hechos y nos deja a nosotros las conclusiones.

Por eso os decía más arriba que no entiendo tanto aspaviento fariseo como el que ha generado esta cinta dependiendo en donde se exhiba.

Si yo formara parte de una incursión armada, me gustaría mucho tener un compañero que como el protagonista de la película me quitara de en medio unas pocas emboscadas y unas cuantas bombas que cariñosamente el enemigo había decidido dedicarme…

A nivel cine, que es de lo que va este escrito, me parece una cinta estupenda, que yo os recomiendo y que si tuviera que puntuar de 1 a 10 como en el cole, para mi tendría un merecidísimo notable, un 7.5

Si me hacéis caso, la disfrutaréis.

Anuncios

From → Cine

2 comentarios
  1. He tenido el placer de ver este “film” y desde luego opino lo mismo que tú, es estupenda!
    Un abrazo!

  2. Me alegra leer tu crítica. He leído de todo sobre esta película y la inmensa mayoría la tachan de mala malísima. Yo también amo a Clint!! Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: