Skip to content

Y encima, superioridad moral…

31 octubre, 2014

Es extremadamente triste.  Y descorazonador. Que en nuestro país, para dejar de hablar del cansino de Artur Mas y del defraudador de Pujol , tengan que llenarse los calabozos de la Guardia Civil de corruptos “marimandas” de medio pelo,  de diferentes municipios de la Comunidad de Madrid, adscritos a los diferentes partidos y con mayoría absoluta de integrantes en las filas del PP;  es una vergüenza…

Que las celdas fueran insuficientes y hubiera que repartir a los arrestados, es un sainete, cuando se le pasa a uno el oprobio de la Operación Púnica, así nominada por sus investigadores…

Y que encima te vendan “superioridad moral”, ya es el colmo de la desfachatez.

Los ciudadanos, los votantes al fin y al cabo, ya no se sorprenden por casi nada…

Lo peor de estos sinvergüenzas es que están acabando con la credibilidad de los decentes. Ninguno creemos ya que existan,  y por más que cada uno de los partidos políticos se esfuerzan en poner orden y hacer pomposas declaraciones de mea culpa, de disculpas y de posibles normas para evitar esto, el mal ya está hecho…

Su codicia sin límites, su torpeza de formas, su consideración de que los ciudadanos somos estúpidos, su ausencia de educación y de maneras hacen aún más repugnantes sus faltas.

Francisco Granados

Pero lo más llamativo para mí, es su absoluto cinismo. Ese mentir sin retirar la mirada del interlocutor. Ese afirmar cargado de argumentos, juicios de valor y medidas de corrección para combatir a los corruptos, que hemos visto todos desde las distintas televisiones en boca de implicados con alevosía como Jordi Pujol (declaraciones a Jordi Evole en SALVADOS en 2012, disponible en web), o en Francisco Granados en entrevistas emitidas (repeticiones) en el día de ayer, (ver ABC de 29.10.2014),  al hilo del escándalo suscitado por su comportamiento y el de sus amigos, compañeros, socios de tropelías o colaboradores…

Nos han mostrado desde la caja tonta, hasta reportajes publicados por Interviú sobre las francachelas y correrías disfrutadas por el último grupo desarticulado de los Púnica…

¿Qué más nos falta por contemplar? ¿Quién más está  enfangado por la podredumbre? ¿Quién más se nos va a destapar con los fajos de billetes (nuestros) escondidos bajo el colchón, guardados en un paraíso fiscal o en sacos dispuestos como “para asar una vaca”, que decía un familiar del “conseguidor” Juan Lanzas, implicado en el fraude de los ERE de Andalucía…

Cada vez que uno de estos sujetos, se hace con una comisión o se cobra en efectivo o en prebendas o  regalos de cualquier tipo su mediación, nos estafa-engaña por dos veces al menos…

Encarece el precio final de lo que compra o adjudica con nuestro dinero.  De todos es sabido que las comisiones no las paga el adjudicatario. Nunca. Parece que es así, pero la realidad desmiente esta presunción. La comisión siempre va a encarecer el precio final repercutido.

Si lo pueden cargar en el bien, le adjudica el importe a otros y si lo que se trata en de una concesión para el desarrollo de un proyecto, lo pagará el usuario final, en merma de materiales utilizados, en encarecimiento si procede y no” canta” mucho del producto final, o en la recompra que sucederá desde la propia administración si así fueran las condiciones del contrato. Eso significa que nunca lo paga quien recibe el contrato o la concesión, sino los de siempre…nosotros los sufridos ciudadanos.

Pero siempre sabemos, quién se lleva las comisiones: ellos. Esos políticos que se supone que nos representan y velan por nuestros intereses.  Por el bien común y por el avance de nuestra sociedad.

El tráfico de influencias, el cohecho, la evasión fiscal, el blanqueo, se han convertido en jerga común de los informativos en este país…

¿Sabéis lo peor de esto? Los nuevos partidos emergentes están de fiesta continua. No necesitan pensar ni crear listados de ideas estupendas con las que vendernos su opción…

Nos van a vender lo que quieran y lo peor es que lo vamos a comprar.

Nos están dejando sin opciones. Es como una epidemia muy contagiosa. La corrupción ya es pandemia.

No me consuela en absoluto que muchos países estén pasando por situaciones similares. Yo vivo aquí. Y me gusta. O más bien me gustaba…

Han creado y siguen alimentando un caldo de cultivo excepcional para el surgimiento de “salvapatrias” y de “iluminados”.

Les están haciendo gratis la campaña. Cualquier comparación con el entorno les hará salir mejor parados. El refranero español es muy sabio: “En el país de los ciegos, el tuerto es el rey”.

Que asco. No se me ocurre una definición más suave para la situación.

Anuncios

From → Sociedad

2 comentarios
  1. PEPE permalink

    Perfecta tu exposición y conclusión final. Se lo están dejando “a huevo” a los “salvapatrias iluminados” y tuertos en este maravilloso país de ciegos, que a nada que nos descuidemos, puede acabar destruyendo la insensatez que, en estos momentos puede invadir muchas mentes por ser una situación delicada y propicia para ese caldo de cultivo.
    Recientemente, ví en una entrevista a Bertín Osborne decir que él (posiblemente cualquier persona) se apuntaría sin duda al carro de PODEMOS pero le gustaría saber como se iban a conseguir los objetivos y a cambio de qué. Sensata reflexión que concluía con decir que si era a cambio de una revolución no le interesaba.
    Ahora hay montones de personas y en su mayoría gente joven que están hartos, cabreados y de todo….. que se van a apuntar a PABLEMUS por culpa de un impulso irrefrenable, consecuencia de todo lo que está ocurriendo sin más reflexión.
    Este peligroso individuo, que no piensa presentarse a las elecciones municipales porque no le interesan, entre otras muchas cosas porque llegaría a las generales ya “destapado”, si alcanzara el poder que persigue convertiría España en otra Venezuela (su modelo a seguir, según sus propias palabras), donde el pueblo no tiene ni para papel higiénico mientras los dirigentes, ya en el poder…… solo piensan en ellos y en reprimir a los que les estorban y reclaman por sus ideas del pasado. O en Cuba, revolución incluida.
    Volviendo al principio, lo que es necesario hacer ya, es crear o aplicar leyes en las que todo el que haya robado y se demuestre, sea quien sea, vaya a la cárcel y cumpla su condena por el delito cometido, por una parte y por otra, NO SALGA HASTA QUE NO DEVUELVA HASTA LA ULTIMA PELA O EURO que se llevó con malas artes. ¿Es tan difícil aplicar esta SOLUCIÓN? ¿Es sensato y razonable? ¿No solucionaría futuros problemas? ¿Estamos todos de acuerdo en esto?
    Si la “pasta” de los Pujol, Urdangarines, Blesas, Roldanes, alcaldes y la larguísima lista de chorizos, junto con los Julianes, Pantojas y demás tramposos, fuera devuelta, probablemente España sería un país mucho más rico y ejemplar ya que, de momento, el único ejemplo que ha dado al mundo es el de encabezar la lista de países que soportan más ladrones por metro cuadrado del mundo, y a pesar de ello sobrevivir… al menos de momento. By PEPE

  2. Ana Maria permalink

    NO PUEDO AÑADIR NI UNA COMA, ESTA TODO TAN BIEN EXPUESTO Y COMENTADO QUE ME,HE QUEDADO SIN PALABRAS, ERES BUENA……MUY BUENA (con voz ronca de El Padrino)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: