Skip to content

Políticos corruptos y evasores

27 julio, 2014

Hace unos días, en no sé cuál  de las múltiples cadenas de televisión que tenemos,  volví a ver, por enésima vez  el trozo final de “Los intocables de Eliott Ness”.

Están juzgando a Capone y a pesar de tenerlo todo perdido, éste se muestra relajado, sonriente y tranquilo. Demasiado tranquilo para la que le va a caer encima… Poco después se descubre que tiene comprados a todos los miembros del  jurado…

Esa misma y desasosegante sensación se apodera de mí cada vez que se descubre un nuevo caso de corrupción política y los compañeros de filas del implicado echan balones fuera con frases tales como: es algo privado, es personal del implicado y su familia, eso no concierne al partido… Que él haya obrado mal no implica que nosotros hagamos lo mismo…

2

Eso es desolador. Bien es verdad que si mi hermano es un ladrón, pongo por ejemplo, por el mero hecho de ser mi pariente, no significa que yo esté contaminada  por la misma “mala costumbre”, pero si yo resto importancia a su acción, la justifico, colaboro para ocultarla o minimizarla, me guste o no, me convierto en su cómplice ¿no es así?

Hace muchos años oí a un profesor decir en clase,  que el conocimiento por amor es anterior al conocimiento intelectual. Y que eso explicaba el por qué las madres quieren a sus hijos aún antes de conocerlos, e incluso después de que éstos realicen malas acciones.  Primero los quieren, luego saben lo que son capaces de hacer, pero esto no les lleva a dejar de quererlos. Es algo así como una ley natural…

Sabemos que la sangre tira y que la familia generalmente está para apoyar. Pero eso no significa que sea ciega.

Y si la familia no lo es, los vecinos, y el resto de la sociedad, aún menos. Porque los lazos afectivos, han desaparecido por completo…

images

Si a cada político corrupto, con tropelía confesada y demostrable, le sigue amparando su partido, sus compañeros de filas, yo ya no sé qué pensar. Creo que como mínimo tengo derecho a suponer  que de alguna forma se han beneficiado de la corruptela, o que tienen familiares que lo han hecho o que han cometido hechos similares, o que si se mantienen callados es porque esperan algún rédito de su silente colaboración,  porque si no es así, ¿cómo explicar el silencio cómplice?

Se trata, quizá, de que esperan similar comportamiento cuando en algún momento y debido a esos azares del destino, alguien encuentre en su propio armario el cadáver escondido hace tiempo y debido al paso del tiempo, convertido en momia…

Una especie de, sin palabras, quid pro quo orientado al futuro…

Me tienen más que harta. Y lo peor es que no le veo remedio… Seguro que siguen existiendo personas decentes en el mundo de la política, pero en este momento no se me ocurre alguien a quien citar.

Aquellos que no están directamente bajo sospecha, han sido silenciosos testigos de los desmanes de sus compañeros bien de filas,  de comisiones, bancadas, o cualquier otro espacio compartido en razón del cargo o responsabilidad política.

Somos un país extraordinariamente rico. A pesar de albergar tantos ladrones que se lo llevan todo con tanta alegría y en cantidades astronómicas seguimos vivos… No deja de ser un milagro…

Pero hasta dónde nos va a llegar la suerte… Porque tenemos que vivir la mayoría en precario mientras asistimos como testigos mudos delante de los medios de comunicación, que nos las muestran, a las tropelías de esta panda de sinvergüenzas e indeseables…

Han salido de las urnas porque les hemos votado, y encima les hemos pagado generosamente por realizar un trabajo  que no incluía el que, además, nos robaran para enriquecerse ilícitamente a causa de una ambición sin fin…

Se han dedicado, encima, a evadir capitales, y no durante un rato sino por muchos años y por si fuera poco, piensan que con exponerlo públicamente (cinco minutos antes de que la investigación en curso les dejara “con el culo al aire”) lo tienen todo olvidado y perdonado…

Encima de robarnos, nos insultan… Nos llaman gilipollas y no les pasa nada…

Por qué a todos estos sinvergüenzas no se les incauta todo lo robado más sus intereses…

Se ríen de nosotros y lo consentimos…  ¿Cuánto tiempo más lo vamos a permitir? ¿Cuándo vamos a dejar de mirar para otro lado y les vamos a obligar a que nos devuelvan lo que es nuestro?

¿Cuándo, para variar, vamos a dejar de apretarnos nosotros  el cinturón, para que ellos ahorren en ropa, vistiendo uniforme de reclusos sin ningún bien propio?

¿Tendremos prisiones suficientes para albergar a tantos indeseables? Yo, a fecha de hoy, no estoy muy segura de ello.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

From → Sociedad

One Comment
  1. Ay Blanca, has puesto en palabras lo que muchos pensamos y no nos atrevemos a decir en alto no por desacuerdo, sino por evitarnos una enfermedad…yo personalmente, me pongo “del revés”, porq, para colmo, no sabemos nadie con cortarlo y erradicarlo por completo. Esperamos que esta situación cambie ejerciendo nuestro derecho a voto…pero lo único que cambia es el bolsillo del corrupto que se llevará nuestro pan y nuestro futuro…es desolador…
    Y no es por justificar un acto criminal, pero despues de agüantar lo que agüantamos y encima que se mofen de nuestras penurias y desgracias, ¿todavía se extrañanan de que a alguien se le pueda ir la cabeza y se lie a tiros en un banco o contra un político…? ¡Lo raro esque no suceda más a menudo! La mayoría son más honrados, porque deciden vivir de la caridad, separarse de su hijos y conceder la custodia a cetros de menores para que por lo menos ellos no pasen hambre, y otros, lo más frustrados, esos que ya no les quedan fuerzas para seguir, deciden quitarse la vida…y algun sinvergüenza todavía les llamará cobardes…
    En fin, que es un asco de todo y lo peor, esque no va ha cambiar…
    Un abrazo Blanca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: