Skip to content

Se busca comercial para vender publicidad…

17 enero, 2014

Estimado Juan,

Le he dado varias vueltas a la conversación de ayer y creo que tenía que enviarte esta carta. Como te comenté estoy buscando trabajo. Llevo haciéndolo desde hace un año y medio y hasta hoy sin resultado positivo…

Verás, cuando una amiga me dijo que estabais buscando una persona que os llevara la publicidad de vuestra revista y yo te envíe un mail para contactar contigo, ante tu respuesta:


Hasta ahora, hemos estado sin publicidad por decisión propia: queríamos abastecernos solo con la compra de ejemplares. Pero, claro, eso nos ha dado hasta ahora para financiar la impresión de cada número con las ventas del anterior, pero poco más: ninguno cobramos ni un euro (por suerte, trabajamos en otras revistas que sí nos dan de comer). Obviamente, en tu caso sería diferente.

comercial_img

Yo creí que lo que estabais ofreciendo era un empleo, precario seguramente, pero un empleo al fin y al cabo, y eso, en los tiempos que corren no se puede dejar pasar….  Lo que no me podía imaginar ni en sueños es que lo que ofrecíais era trabajar gratis para, en un futuro (aún por determinar),  llegar a cobrar las comisiones de unas ventas que nadie sabe ni cuando se van a producir, ni a qué precio, puesto que aún no sabéis si el mercado está dispuesto a comprar ni, en caso afirmativo a cuál precio vais a vender la página de publicidad…

Cuando te hice notar que yo estaba buscando un trabajo y que no podía trabajar gratis me dijiste, ofendido, que vosotros no erais unos cabrones (palabras textuales) y que no pretendíais que nadie trabajara gratis…. Yo te expliqué que el haceros el trabajo sin sueldo, no sólo no me proporcionaba un salario que necesito, sino que, además me costaría dinero (teléfono, desplazamientos, citas con posibles interesados que se llevarían mi tiempo y mi dinero en cafés que yo tendría que asumir… o sea una maravilla…).

Tú no estabas de acuerdo, según me habías comentado en tu respuesta a mi mail:

Si te sigue interesando, estaríamos encantados de quedar contigo y hablar personalmente, enseñarte la revista, saber tu opinión… Obviamente, no es el trabajo del siglo, pero si lo puedes compatibilizar con otras cosas puede ser interesante.

 

Ya me habías advertido que no era el trabajo del siglo, pero “había que entender que vosotros tampoco estabais cobrando… Al fin y al cabo, yo sería la única que cobraría” (nadie podía decir en qué fecha, pero cobraría…).

También me argumentaste que sería un ¿trabajo? ideal para alguien que ya llevara comercialmente otras publicaciones (claro, así los gastos fijos que habría que asumir (teléfonos, desplazamientos en transportes, cafés…) los asumiría otra empresa y el trabajo, el propio trabajador (o sea yo) y si algún día se consigue algo, pues bien y si no es así, pues también, al fin y al cabo tú no tendrías que arriesgar nada…

Yo creo que no eres verdaderamente consciente de tu propuesta…

Como no te conozco más que de los mails intercambiados y del café que compartimos ayer junto a tus dos compañeros te presupongo una buena persona. Te escribo esto porque considero que de verdad no te has parado a pensar con frialdad y distancia tu propuesta…

cocineras

Te propongo un ejemplo. Casi un juego: Suponte  que tú tienes tu casa y un trabajo (no importa cuál), y te enteras de que yo que, por ejemplo,  era Chef de un gran restaurante,  y me he quedado sin empleo. Entonces, me propones que como tú tienes poco tiempo libre para cocinar y yo estoy buscando empleo, cocine para ti. Pero me adviertes de que no me podrás pagar, porque tu sueldo no te alcanza y que tampoco podré comer de lo que te cocine porque tú solo me vas a dar alimentos para que cocine para un solo comensal. Lo que de verdad me das es la oportunidad de seguir realizando mi trabajo mientras aspiro a encontrar otro, aunque sea en una casa de comidas, incluso mejor si es así, porque de ese modo, yo tendré mi alimentación solucionada e incluso me pagarán un sueldo que tú no puedes afrontar. Lo que en realidad tú me ofreces es la posibilidad de seguir haciendo platos maravillosos en tu cocina para tu disfrute y mi práctica; para que me mantenga activa y siga innovando recetas  y, si con el tiempo, tu situación cambia gracias a un vuelco de la fortuna, tu podrías llegar a contratarme o recomendarme a conocidos tuyos para que les prepare caterings estupendos. Me avalará tu recomendación,  ya que habrás tenido la ocasión de experimentar mis creaciones…

¿Cómo lo ves?… Aunque sea con un ejemplo exagerado, ¿entiendes mi estupor ante tu propuesta?

De verdad que yo os deseo mucha suerte. Seguro que como yo no acepté, (no podía aceptar, es obvio) se lo propondréis a otras personas…

Sinceramente espero que nadie sin un sueldo, por pequeño que sea acepte la propuesta.

Si alguien lo hiciera, eso no significaría que tú estuvieras acertado en la propuesta y yo “loca” por rechazarla. Lo que de verdad implicaría es que el nivel de desesperación de la gente no tiene medida y que hay algunos dispuestos a aceptar lo inaceptable con tal de no afrontar que esta sociedad hace mucho que perdió el norte…y así, nunca vamos a conseguir salir de este bache que se prolonga demasiado en el tiempo…

Anuncios

From → Sociedad

4 comentarios
  1. MIGUEL MARINO PORTALES permalink

    Supongo que es experiencia tuya propia, totalmente de acuerdo,y el ejemplo del chef, magistral.Vaya mierda de país,  ahora resulta que mi profesión favorita, la más rentable para cualquier empresario, si triunfas cobras y si no el patrón no arriesga nada y tu solo el trabajo, ahora resulta que, aunque triunfes no solo no cobras NADA, sino que corres con los gastos.A esa iluminada dirección de revista, que no la descubra el gobierno,porque la nombran ministro/a de Trabajo.

  2. Hola Blanca me ha parecido una historia que refleja muy bien en lo que nos estamos convirtiendo como sociedad. Quizás el concepto más famoso y extendido desde hace algunos años es, el emprendedor. Y, posiblemente ese personaje es alguien que le quita horas al sueño, apela a la solidaridad de familiares, amigos, partners etc. para dar luz a un proyecto que estadísticamente fracasa el 95% de las veces…pero no se rinde y vuelve a intentarlo. Admiro a los emprendedores, yo mismo lo soy pero EQUIVOCAMOS conceptos.
    Quién arriesga su capital, estabilidad, horas de sueño es el emprendedor que transforma una idea en su forma de vida o su negocio. A quién recurres para que desarrolle una función concreta de la producción de esa idea es un TRABAJADOR. Y un trabajador pone su dedicación, conocimientos, compromiso y profesionalidad en cualquier proyecto a cambio de un SALARIO. Si no estás dispuesto a pagar por un servicio que necesita tu proyecto, si no quieres arriesgar…no ofrezcas trabajo, busca un socio que se implique en tu proyecto así como tú lo haces como emprendedor, lo contrario por buena persona que seas, se llama, ESTAFA!

  3. Bien….espera….me estoy recuperando de lo leído…..entonces…..(loading, please wait…..)… sí, creo que ahora puedo recuperar el habla/escritura….
    La verdad es que no sé por que me sorprendo tanto, ya que por experiencia propia sé de gentuza que se cree que estamos en tiempos de exclavitud y que cómo te dejan “aprender” y “emprender”(sinónimo de arriesgar todo sin esperar nada a cambio) a su lado, pues ademas de trabajar gratis, tienes que poner de tu bolsillo….nunca acabo de alucinar del todo. Y lo peor de todo esque habrá gente que lo acepte!! venga hombre!!! Desde luego que contigo “han topado con la iglesia”, ya que lo que sí tenemos muy clarito, es que aspiramos a trabajar dignamente en lo que sea pero no gratis señoresssss!!!! ¿Qué se han creído?!!
    Un abrazo fuerte y ánimo!
    @DyanaBarroso

  4. Pepe permalink

    Mi opinión: Resultas muy sutil y “fisna” en exceso. Yo suelo ser menos delicado con personas que no merecen un minuto de mi tiempo y que se creen mas inteligentes por ser mas “jetas” que los demás y sí que es cierto … son unos “listos”. Resumiendo yo contesto como un ordinario cabreado: ¿Acaso tengo yo cara de gilipollas? Pues no, lo afirmo, palabrita del Niño Jesús. Sólo tengo de tonto lo que quiero hacerme cuando con ello busco dar una lección-revolcón a través de esa actitud al listillo que tengo en frente y en la primera oportunidad que me brinde,… que me la brindará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: