Skip to content

Álvaro Bultó y una reflexión sobre la muerte

26 agosto, 2013

Nunca conocí personalmente a Álvaro Bultó. Pero, como la gran mayoría de gente que lee prensa, revistas y ve la televisión, sabía perfectamente quién era.

De alguna forma, todos le conocíamos. Era alguien familiar. Había salido en televisión en muchas ocasiones, en programas deportivos, de entretenimiento…, y todos nos hemos sentido impactados por su muerte.

Era alguien cercano. Casi, casi, como nuestro vecino. Ese tipo de fenómeno es muy frecuente  en todos aquellos que desde la pantalla se asoman con cierta asiduidad a nuestras vidas. Parece que de verdad, los conociéramos.

Pero, lo cierto es que yo no lamento que ya no esté. Me alegro mucho por él, por la forma en la que ha sucedido.  Entendedme bien. Jamás celebro la ausencia definitiva de alguien. Lo que quiero expresar es que, de alguna forma, su destino ha sido envidiable. Intentaré explicarme.

¿Conocéis a mucha gente que muera haciendo aquello que más le gusta?

Para su familia, para sus amigos, debe de ser un consuelo enorme…

Se ha ido en plenitud de facultades, estaba sano, en forma y además practicando deporte, que era, al parecer,  su gran pasión.

Que suerte ha tenido. Si todos hemos de morir, no deja de ser algo envidiable que puedas hacerlo, de manera inesperada y mientras desarrollas una actividad que es para ti especialmente gratificante…

Vivimos en un país que tiene la costumbre de hacer de la muerte una tragedia y yo nunca he terminado de entender el por qué.

¿Cuál es la razón de celebrar la vida y de no festejar la muerte? Especialmente, si esta se produce sin ser precedida de un doloroso proceso, su llegada debería ser motivo de fiesta.

Se trata de una de las pocas cosas en la que no se nos engaña y, sin embargo,  no queremos nunca aceptar la evidencia. Todos vamos a pasar ese puente en algún momento…

Desde el momento de nuestro nacimiento comienzan dos relojes de forma simultánea. Uno mide el tiempo de nuestro crecimiento. Nos indica lo que vamos viviendo. Y el otro es decreciente. Marca el tiempo consumido y por tanto, nos señala que tiempo de descuento llevamos ya en nuestro marcador.

Todo esto, visto en perspectiva y sin ningún dramatismo no es sino nuestra hoja de ruta personal. Todos tenemos una y todos la vamos a cumplir inexorablemente.

Lo bueno es que nadie sabe la cifra final y eso le da cierta emoción a la travesía…

Yo creo firmemente en el destino.

Visto lo visto,  lo que todos deberíamos hacer es aprender a vivir.

Vivamos siendo conscientes de lo que merece y no merece la pena. Busquemos la felicidad en cada instante y colaboramos, de forma generosa,  a que los demás también alcancen sus metas. Establezcamos un  acuerdo universal: yo te ayudo y tú me ayudas,  y de esa forma todos llegaremos a cada una de nuestras metas. Y además las alcanzaremos con alegría. Esa palabra mágica que debería de  funcionar como la gasolina para alimentar cada uno de nuestros instantes.

Cuando hayamos cumplido nuestro proyecto vital nos tendremos que ir, pero al menos habrá sido un trayecto gratificante.

¿No os parece una buena idea?

Pues no se a que esperamos todos y cada uno para ir poniéndola en práctica.

No podemos obviar que somos perecederos, pero nadie nos puede decir cómo podemos vivir nuestro camino. Elijamos bien.

El premio a conseguir, si lo hacemos como debe ser, es nuestra felicidad.

¿No creéis que merezca la pena esforzarse un poco?

Anuncios

From → Sociedad

One Comment
  1. Marisa permalink

    Cuanta razón tienes amiga mía. Si todos nos dedicásemos a la felicidad como único objetivo en esta vida nos iria mucho mejor que con el plan actual de no dejar vivir tranquilo a nadie. TE recomiendo un proyecto de una mujer que a mi me gusta mucho, Luzamelia y su escuela de la felicidad. Búscala en facebook, creo que te va a encantar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: