Skip to content

Las mujeres invisibles

31 mayo, 2013

Julia se había vuelto invisible. Hacía  mucho tiempo que su marido no la veía.

Tampoco la veían sus hijos. El mayor sólo le hablaba, es un decir, con monosílabos.

Y la niña, la pequeña, con 17 años, se la tenía jurada en una “guerra silenciosa” permanente.

Pero a Julia, quien le preocupaba era su marido. Los chicos, al fin y al cabo, eran adolescentes. Y ya se sabe, los adolescentes son casi todo el tiempo “sacos de hormonas” incomprensibles…

Pero lo de Juan era distinto. Definitivamente no la veía. Su amiga Raquel le había dicho a Julia que todas las mujeres pasaban para su entorno de un período de invisibilidad que venía a durar unos diez años y que se originaba a partir de los 40 o los 42.

Raquel le dijo que a todas les pasaba, pero que la mayoría no eran conscientes de esa falta de atención tan enorme porque lo consideraban como parte del desgaste natural de la convivencia. Pero, la realidad es que esa invisibilidad se instalaba y no afectaba sólo a la familia sino a la gente en general pero más centrada en los individuos del sexo opuesto.

Julia no se había enterado de nada hasta que Raquel se lo dijo. Entonces se fijo y se dió cuenta de que era cierto.

A diario se cruzaba con hombres que no la veían. Antes, sólo hacía un tiempo corto, apenas unos meses, a veces la cedían el paso, o la silbaban o la echaban una mirada apreciativa… esas miradas que todas las mujeres reconocemos…pero, de pronto, cayó en la cuenta de que eso ya no le pasaba… y entonces tuvo miedo…

¿Sería para siempre? ¿Tenía arreglo? No se le ocurría como evitarlo y volver a ser “corpórea”…

Raquel tenía una teoría. Ella decía a que de alguna forma era por reflejo.

La diferencia media de edad de los hombres con respecto a sus parejas suele estar entre los 4 y los 8 años.

Se dice que en las parejas por aquello de conservar la armonía la mujer se adapta y asume la edad de su compañero.

A los hombres, en general, les gustan las mujeres jóvenes. Está en su código genético. Forma parte de la selección inconsciente. Buscan posibles compañeras que puedan propagar la especie.

Eso se traduce en que cuando llegan a los 45 ó 50 años, los hombres no desean a una mujer de su edad porque se empiezan a sentir mayores. Quieren una compañera o más bien anhelan una mujer más jóven para “absorber” su juventud. Algo así como vampirizarla… No están dispuestos a abandonar la juventud (de ahí la crisis de los 40).

Hasta que no son capaces de asumir su edad real y aprender a disfrutar de sus ventajas, que también las tiene, no son capaces de enfrentarse, de nuevo, a lo que hay en su casa.  Es en ese momento, en la aceptación, cuando sus mujeres vuelven a ser visibles y las de parecida edad, lo mismo. Antes sólo veían a las más jóvenes porque no eran capaces de verse a si mismos…

Menos mal que el tiempo pasa para todos por igual… bueno por igual no. A ellos, se les nota más…se consoló Julia.

Anuncios

From → Literatura

10 comentarios
  1. He sido invisible desde mis veinte, a los treinta de igual manera, conforme entro a los cuarenta, esto se afianza, sin pareja casi una decada, me siento identificada con el comentario de Yola, ha llegado la hora de aceptarlo con estoicismo, y pasar a lo que sigue, porque no hay más.

  2. Yola permalink

    Pues yo lo veo mucho más negativo aún. Vamos, que yo llevo sin encontrar a un hombre de mi edad que se haya encontrado consigo mismo 3 años. Yo creo que una mujer está muerta sexualmente a partir de los 40 y pico. No me creo las palmaditas en la espalda ni las frases baratas que venden a la mujer madura como a alguien que tiene el mundo en sus manos, me suena que hay mucho de “bienquedismo” y nada de realismo. Si una se da una vuelta por internet, está plagado de comentarios de mujeres que estando solteras ( o incluso casadas) se sienten horribles y acabadas en el terreno erótico-festivo. Además que están muy generalizados los comentarios de buscarse alguna actividad ( debe ser que el sexo y la falta de cariño lo suple el senderismo, yoga o la cerámica) o de haber desaprovechado el momento álgido de la juventud para “pillar” pareja de por vida ( como si las relaciones de pareja fueran para toda la vida y una no hubiera tenido nunca ninguna seria).
    Así es que yo creo que si se es mujer y se tiene más de 40 tienes dos opciones para seguir atrayendo: ser Monica Bellucci o ser millonaria. Si no, te queda el resto de tu vida “a palo seco” y poniendo en práctica sin desearlo la invisibilidad en todos los aspectos de la vida

  3. Ana Maria permalink

    Cierto es que a partir de cierta edad te vuelves invisible para la mayoría de los hombres, no de todos, pero yo creo que tardas bastante tiempo en darte cuenta al no tener marido ni hijos como es mi caso, lo cual significa que en realidad te importa un ardite (moneda de poco valor que hubo antiguamente en Castilla) y sinceramente , a veces resulta muy útil que no te vean, pero como todo es cuestión de tiempo todo vuelve a su sitio y te encuentras espléndida. Blanca ¡bienvenida a la etapa del cambio de luces!…….. y muy bien escrito.

  4. Miguel permalink

    Quizás sea por mi edad, pero a mi me gustan las mujeres de todas las edades y desde mi perspectiva esa etapa de invisibilidad de los 40 a los 55 es la mejor etapa de la mujer, con experiencia, criterio y todas las cosas casi en su sitio todavía. Es como en el fútbol los jugadores veteranos compensan su disminución de facultades con colocación y saber estar, corren menos pero rinden más que jugadores veinteañeros en plenitud de facultades.

  5. Como todos tus posts, éste también me ha gustado mucho. La forma en la que lo cuentas es muy cercana. A tu forma de escribir se une, el que yo también sea mujer y piense, si algún día, yo también seré invisible. Sea como fuere, espero que esta realidad cambie, aunque no las tengo todas conmigo. Para aquellas que son “invisibles”, está claro que el problema lo tienen ellos, aunque las “víctimas” sean ellas. Sin embargo, deben o debemos saber que ellos son los invisibles mentalmente, por no querer vernos.

  6. …El consuelo de Julia sólo duro un día y una noche, no duro más. Al día siguiente se levanto temprano y compro un espejo de cuerpo completo en Ikea con pedestal y basculante para mover por toda la casa entonces pudo reencontrarse de nuevo con sus hermosos ojos, su infantil sonrisa, la suavidad de su piel, recordar el gesto de su madre cuando miraba hacia atrás en ella misma, descubrir el pliegue rafaelesco de su pierna cuando se ponía las medias y su hermosos pechos ya no tan turjentes pero si mas generosos y cercanos a su corazón en donde siempre han estado. Un día de esos su marido pudo ver desde el sillón en el salón la imágen feliz y chispeante de Julia en el espejo y quedo eclipsado por que Julia estaba más enamorada de ella misma que el de su reflejo.

  7. El tiempo no pasa solo por fuera, que es algo inevitable, también pasa por dentro, que es más importante, y eso alguna gente lo lleva muy bien

  8. Con los años he comprobado que la edad de los hombres no depende de la cifra que tienen, sino de su actitud y comportamiento. Cuantos hombres de 40 se comportan como un adolescente, de manera egoísta e inmadura…y sin embargo, otros veinteañeros, saben dar valor a las cosas que realmente lo tienen.

  9. Sin duda Blanca… me ha encantado tu post!!… esa inmadurez que les hace buscar mujeres más jóvenes más por una cuestión de inseguridad que por otra cosa. Soy fan de las mujeres maduras e interesantes y de los hombres de verdad, no de los de cartón piedra!!

  10. Cuánta razón, Blanca. Ellos proyectan en nosotras su síndrome de Peter Pan y nos amargan la vida muchas veces… Mi amor tiene siete años menos que yo, y al principio reconozco que los prejuicios sociales me llenaron de dudas… Lo principal es reconocerse a uno mismo, con independencia de la edad. Te seguiré leyendo con atención. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: