Skip to content

Reflexiones para mayores de 40.

2 mayo, 2013

Yo me imagino que si has pasado de los cuarenta, y cuanto más lejos los tengas, más, estarás de acuerdo conmigo.

Las nuevas tecnologías son una maravilla y a la vez una maldición…

Me explicaré.

Hace tiempo recibí un mail con una historia divertida, que seguro que a vosotros también os ha llegado en algún momento, sobre una persona que estando sola en casa un buen día decide preparar un cheque para pagar el taller en donde tiene su coche arreglando, y del que le han avisado que ya está listo. Según está buscando el talonario, se da cuenta de que necesita las gafas para poder rellenar el talón y mientras las busca, pasa por el recibidor de la casa y ve que hay un jarrón con flores frescas que casi no tienen agua, lo coge para rellenarlo y va a la cocina, de camino encuentra las llaves de casa, que hacía un rato no recordaba dónde las había puesto… Así se va liando la cosa hasta que al final del día, no ha recogido el coche, no ha rellenado el talón, no recuerda dónde ha puesto las gafas y no tiene ni idea de por qué tiene el jarrón sin agua en la mesilla del dormitorio y  las llaves de casa en la mano si no ha salido ni piensa en ir a ningún sitio ya que no tiene el coche…

La manera en la que nos comunicamos.

A mí me pasa algo parecido con las nuevas formas de relacionarnos que nos “gastamos” ahora.

Abres el ordenador, o la tableta, o el móvil y miras tu correo y ves que hay unas cuantas cosas pendientes y decides en los diez minutos que tienes libres puedes contestar unos mails de nada…total es cosa de un momento.

Pero, mientras contestas al primero de los mails,  te entra otro que te dice que si no has visto el tweet que te avisa de que acaba de comenzar una manifestación justo en la zona en la que habías quedado con quien te manda el mensaje en menos de una hora… En ese momento decides “aparcar” el mail al que contestabas para llamar por el móvil al del mail del tweet, que como es lógico comunica y no te contesta…

Mientras esperas que cuelgue y te haga caso para cambiar el lugar de la cita  decides, ya que estás, dar una vuelta por twitter para ver si averiguas algo más de la manifestación y en esas estás cuando encuentras un tweet que comenta que han abierto un lugar de copas nuevo que seguro va a gustar muchísimo a tu amigo Julio que es muy aficionado a ese tipo de locales… te lo “apuntas” mentalmente para comentárselo, mientras ves otro tweet que habla de una peli que habías pensado ir a ver con tu amigo Javi, y en el que la ponen “a escurrir” y decides tomar nota, para intentar hacerle reflexionar sobre la conveniencia de cambiar de planes, ya que el cine, “cuesta un congo” como para encima no ir sobre seguro y arriesgarse a ver “una castaña”…

Estando en esas, suena el teléfono fijo, y como ya vas tarde,  decides dejar que salte el contestador  y a él, tu amiga Cecilia, le explica que la comida de chicas de la próxima semana va a tener que posponerse porque una de las habituales tiene un viaje de trabajo justo el día que habíais quedado…

En conclusión…

A todo esto, ha pasado hora y media desde que decidiste dedicar diez minutos a contestar unos mails de nada y no has conseguido hablar con tu cita, ni cambiar el lugar de encuentro, ya no sabes qué película ver con Javi, la comida prevista con las chicas está en el aire, y el encuentro que tenías previsto en el lugar que “ha ocupado” la manifestación se ha convertido en un plantón ya que ha pasado la hora, no has avisado y tienes muchas cosas pendientes aún y sin tiempo para ejecutar….

Benditos/malditos aparatos que nos conectan supuestamente cada vez más y nos aíslan cada vez más también…

¿Cuántas veces nos vemos prefiriendo un mail a una conversación real o el envío  de un whatsapp en lugar de hacer una llamadita de las de toda la vida?

¿No os parece que las relaciones humanas son cada vez menos humanas y más cibernéticas?

Yo no puedo con todo esto. Necesito a la gente real, no a sus “avatares” desde las redes sociales. No quiero relacionarme con fotos o mensajes, sino con seres reales que interactúen y compartan sus vidas conmigo. De verdad, ¿creéis que soy rara?

Anuncios

From → Sociedad

9 comentarios
  1. paloma marino permalink

    Hermana querida, estoy totalmente de acuerdo ¿Será porque soy de tu misma generación?
    Pero yo hago un poco de todo, si wasapeo, pero también me cuelgo del teléfono mis buenos ratos………..hasta que se me calienta la oreja!!!!!
    Besitos. Escribes muy requetebién. Felicidades! Muac.

  2. ¿has visto ” La gran boda” y ” Noche de vino y copas”? ¿Qué te han parecido?

  3. jose salamero permalink

    Hola Blanca , no eres rara , somos de otra generación y vamos con esto de las redes sociales y la tecnología un poco a pedales , pero es verdad que muchas veces se echa de menos quedar a tomar una cocacola y charlar face to face.
    besos y suerte con tu blog

  4. Encarna permalink

    Como estoy de acuerdo con lo que dices!!!!!. Un poco hasta los pelos de tanta “tésnica” ya estoy. Te dices a ti misma: voy a ver algún correillo y cuando te das cuenta llevas una hora y has leído dos o tres. Claro, no puedes contestar porque tienes que dedicarte a otra cosa, Al final 450 emilitos sin leer y tus amigos/familia/conocidos enfadados porque no contestas. En fin…. con lo majo que es el teléfono de toda la vida. Pero al final yo también “wasapeo”

  5. Marisa permalink

    Felicidades Blanca, el blog está muy bien y tu “acidez” también. ¡Malditos inventos japoneses! pero ¿que sería de nosotros sin ellos? En cuanto a la llamadita de siempre te diré que has preferido enviarme un mail para invitarme a conocer tu blog y yo en ves de contestarte a ese correo o llamarte al teléfono estoy aquí escribiendo un comentario y lamentablemente pasando también de los cuarenta, por cierto 45 hoy mismo.

  6. Blanca, que no, que no hace falta haber llegado a los cuarenta, no sabes la falta que tengo yo de tiempo en cuanto enciendo el ordenador… una clase para aprender a no distraerme online me vendría bien!

  7. Pues si, Blanca. No te falta razón! Hay que hacer por encontrar el punto medio, y el equilibrio para que la vorágine y el ritmo frenético de Internet no nos atrapen más de lo que deseemos.

    PD: Por cierto, me envcanta el nuevo diseño del blog. Felicidades! es muy chulo!

  8. Tienes razón en que te metes un momento en Internet y te acabas liando. A veces me apunto lo que tengo que mirar para que no se me distraiga con otras cosas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: