Skip to content

El marketing mueve el mundo. (I) Cómo se gesta una crisis.

23 abril, 2013

Somos los humanos unos animalitos muy curiosos. Muy dóciles y muy fáciles de conducir.

¿Os habéis dado cuenta lo sencillo que resulta para las diferentes compañías vendernos cualquier cosa que se les ocurra?  ¿y hacernos creer que realmente  necesitamos algo,  o que nos hacen un favor por ofrecernos aquello que realmente colma nuestra necesidad aún no expresada?

He llegado a la conclusión de que el marketing mueve al mundo… Y lo cierto es que asusta un poco.

La venta a la que me refiero no tiene porque ser de bienes materiales. Puede ser de ideas,de costumbres a importar o de nuevos modos de vida a imponerse en nuestra sociedad vigente.

En la época de nuestros abuelos, o de nuestros padres (elijase el ejemplo en función de la edad del lector, si éste supera los cuarenta y cinco, deberá fijarse en la segunda opción), la gente vivía con muchos menos dinero, con muchas menos necesidades y con más felicidad, porque su grado de satisfacción era mayor y el de frustración considerablemente menor…

Había muchas más familias numerosas, y en cada familia, independientemente de su número de miembros,  lo habitual era que entrara un solo sueldo, el del cabeza de familia.

134618-puebla-del-principe-una-familia-numerosa

Se que esto puede sonar muy antiguo, pero era la realidad de entonces (estamos hablando de unos cincuenta años atrás).

La mayor parte de las madres no trabajaban(¿?). Estaban en casa y se ocupaban de la familia como único trabajo (y que pedazo de trabajo).

Cuando apareció la liberación de la mujer en forma de trabajo fuera del hogar, lo que se consiguió a medio plazo es que con un sueldo no bastara para mantener a una familia.  Esto con el paso del tiempo obedeció a dos motivos.

En un principio con la “alegría” de dos entradas económicas se incrementó el número de necesidades no reales, sólo producto de la pasajera bonanza económica (ej: dos televisores (ahora ya queremos uno por habitación), dos casas (la vivienda habitual y la de las vacaciones o segunda vivienda, aspiración de la mayoría y propiedad de algunos afortunados), dos coches por familia (en la actualidad,  la aspiración de cada hijo al llegar a la edad de poder conducir es la de contar con coche propio pagado y soportado por los padres) y así podíamos estar relatando por unas cuantas cuartillas más…

Pero no perdamos nuestro horizonte, el segundo motivo es que, con el paso del tiempo, los sueldos por persona dejaron de ser tan holgados (las empresas eran conscientes de que en la mayoría de las familias entraban dos sueldos) y la cantidad de necesidades “creadas” (que no reales) se comían todo el dinero que entraba en casa y más (el endeudamiento fue en paralelo al uso y disfrute del crédito).

Estábamos poniendo las bases de una sociedad endeudada e infeliz a medio plazo.

No éramos capaces de conseguir todo aquello a lo que aspirábamos (ahora si que hablo de cosas materiales). Desde los medios de comunicación (entonces 1.0) nos incitaban a consumir cosas y más cosas, innecesarias la mayoría de las veces, pero que marcaban la diferencia con nuestro vecinos…

(Continuará)

Anuncios
8 comentarios
  1. Creo que es para reflexionar. Efectivamente ha habido un tremendo cambio de valores y el consumismo es un tema que si no revisamos no tiene techo

  2. Bueno, yo creo que somos consumistas, quizás no por naturaleza, pero lo somos. Pero creo que hay que saber encontrar el punto de equilibrio, adaptarse a la situación que vives, y si no se puede consumir porque la situacion no lo permite, pues que no se haga y punto. A mi la verdad es que no me ha importado mucho nunca lo que tenga el vecino de en
    frente. Si puedo consumo, y si no, pues no. O eso creo..

  3. joffre permalink

    Estoy de cuerdo con Reyes el titulo es correcto “El Marketing mueve al mundo” y el consumo genera riqueza, necesario para que todo el tejido empresarial (industria, comercio y servicios) se mueva. Otra cosa es que no fuimos consientes de circunstancias parecidas años atrás, un saludo Blanca y me gusta el tema por los diversos puntos de vista. 🙂

  4. No puedo estar más de acuerdo con tu entrada, aunque en mi opinión una mentalidad consumista no tiene por qué ser necesariamente mala.El consumo , para bien o para mal, mueve la industria y el engranaje productivo necesario en la sociedad. Creo que el problema esta en cómo consumimos.Cuando consumimos más de lo que necesitamos, cuando nos endeudamos por tener más y mejor o cuando valoramos y juzgamos nuestra realidad por su valor material.
    Gracias por la reflexión y por hacernos pensar sobre el tema

  5. El consumismo nos está consumiendo, valga la redundancia…

  6. Por desgracia es así. Y aún con la crisis, tenemos mente consumista porque la mayoría hemos nacido con todos esos estímulos que mencionas y nos cuesta dejarlos de lado, aunque en casi todos los casos ya no te puedas permitir lo que antaño. Ahora, por obligación, debemos vivir, o sobrevivir, con lo que realmente necesitamos y no con lo que nos han vendido a algunos, desde pequeños.
    Buen post Blanca, de los que te hacen reflexionar, que tanta falta nos hace!

Trackbacks & Pingbacks

  1. 21 POSTS RECOMENDADOS PARA UN COMMUNITY MANAGER | Blogs, tweets, wikis... pero qué raro hablo, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: